Discuten resolución sobre Irán

04 de abril de 2006. Irán afirma que su programa está dirigido a satisfacer sus necesidades energéticas.

El Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas está discutiendo una resolución que exige a Irán que suspenda su programa de enriquecimiento nuclear y amenaza con acciones más enérgicas.

Los embajadores de Francia y de Estados Unidos afirmaron que esperan que el Consejo apruebe la resolución pronto.

Pese a la oposición de Rusia y China, el borrador clasifica dentro del Capítulo 7 de la constitución de la ONU lo que implica que, si son tomadas más decisiones, se podrían aplicar sanciones a Irán.

Irán insiste en que su programa sólo tiene fines pacíficos.

Sin embargo, naciones occidentales temen que Irán en realidad esté buscando poseer armas nucleares.

El presidente de Estados Unidos, George W. Bush, pidió a Irán que abandone su programa nuclear.

“Los iraníes deben entender que no cederemos, que nuestra asociación es fuerte, que en el nombre de la paz mundial, ellos deberían abandonar sus ambiciones de armas nucleares”, afirmó Bush en una reunión en la Casa Blanca con la canciller alemana Angela Merkel.

Merkel afirmó que ella y Bush creían en la posibilidad de llegar a una solución diplomática.

Diferencias

El viernes, la OIEA (Organismo Internacional de Energía Atómica) emitió un informe que acusa a Teherán de ignorar los pedidos de cesar el enriquecimiento de uranio.

La resolución pide a Irán que “suspenda todas las actividades relacionadas con el enriquecimiento y el reprocesamiento, incluyendo la investigación y desarrollo”, y que “suspenda la construcción de un reactor moderado por agua pesada”.

Además toman en consideración “más medidas que puedan ser necesarias” para asegurarse el cumplimiento, una referencia a posibles sanciones.

La resolución también pide a todos los países que impidan el transporte de materiales y tecnologías “que pudiesen contribuir con las actividades de enriquecimiento y reprocesamiento de Irán y con su programa de misiles”.

Para el embajador estadounidense en la ONU, John Bolton, “la clave de todo esto está en las manos de Irán”.

Añadió: “Si renuncian al desarrollo de arma nucleares, muchas cosas serán posibles. Si continúan bravuconeando y amenazando y confundiendo y tratando de tirar arena en nuestros ojos, entonces las circunstancias son distintas”.

Amenaza

Las resoluciones del Consejo de Seguridad que clasifican dentro del capítulo 7 son vinculantes para todos los miembros de la ONU, pero no llevan automáticamente a sanciones o acción militar. Para ello, se necesitarían más decisiones.

Antes de aprobarse una resolución de este tipo, el Consejo tiene que estar de acuerdo en que hay una amenaza a “la paz y la seguridad internacional”. China y Rusia todavía deben apoyar tal resolución y se oponen a que se tomen sanciones contra Irán.

Pero el embajador británico en la ONU, Emyr Jones Parry, aseguró que los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad desean que Irán abandone su programa nuclear.

“Sobre el detalle de la resolución, han habido intercambios de puntos de vistas y estos continuarán”, dijo.
Fuente: BBCMundo.com