Confrontación en El Líbano

Aviones, artillería y helicópteros israelíes han estado atacando objetivos en El Líbano durante todo el día. El enemigo es invisible; está escondido en alguna parte de las boscosas montañas libanesas.

La táctica de Israel parece clara: castigar al grupo radical Hezbolá por sus ataques y la captura de dos de soldados, señala el corresponsal de la BBC en la frontera sur de El Líbano, Nick Thorpe.

Además, indica, advertirle al gobierno libanés que no tolerará más la presencia de un grupo armado hostil en su frontera norte.

Pero también tiene la esperanza de lograr la liberación de sus soldados, ahora rehenes en El Líbano.

Lea: Israel: “no tenemos otra alternativa”

Hezbolá, a su vez, quiere forzar a Israel a liberar a prisioneros libaneses y árabes. “Los prisioneros que tenemos en nuestras manos no retornarán a Israel excepto vía negociaciones indirectas e intercambio de prisioneros y paz”, señaló el miércoles su líder Hassan Nasrallah.

Advirtió que “si los israelíes piensan que con una operación militar los recuperarán, están soñando (…) Si el enemigo quiere una escalada, estamos listos para la confrontación”.

Así, uno de los más fuertes ejércitos del mundo está enfrentado a un grupo armado con un pie en el gobierno y la posibilidad de esconderse entre la población civil del sur de El Líbano.

Lea: Hezbolá “el partido de Dios”

Fuerza contra fuerza

En la confrontación, el aeropuerto internacional de Beirut cerró después de que sus pistas de aterrizaje fueron bombardeadas. Otros dos aeropuertos fueron atacados, los puertos paralizados y más de 50 personas han muerto en suelo libanés.

El general israelí Udi Adam señaló que cientos de blancos han sido alcanzados desde que el grupo radical Hezbolá lanzó su ataque.

Según el corresponsal de la BBC en El Líbano, Jim Muir, cientos de turistas y extranjeros están tratando de abandonar el país por tierra, mientras que otros tantos locales están tratando de refugiarse en áreas que adivinan más seguras.

Por su parte, Hezbolá no ha cesado de disparar cohetes Katyusha contra pueblos israelíes, cobrando la vida de al menos un civil e hiriendo a más de 50 personas, según el servicio de ambulancias de Israel.

Además, el ejército israelí afirmó que Hezbolá cumplió con su amenaza de atacar la tercera ciudad en tamaño del Estado judío: dos cohetes cayeron en Haifa, ubicada a más de 30 kilómetros de la frontera.

El grupo islamista niega haberle apuntado a la ciudad.

¿Guerra?

Incluso la invasión israelí de El Líbano en 1982 no provocó un conflicto más generalizado.

No obstante, la actual ofensiva israelí en El Líbano es su ataque más directo a un país árabe por muchos años.

El jefe del ejército de Israel, Dan Halutz, negó que su país esté en guerra contra su vecino del norte.

Vale la pena señalar, agrega Reynolds, que entre los ciudadanos israelíes no hay ningún deseo de volver a entrar en El Líbano.

Es posible que haya llegado el momento para que Jordania y Egipto -los únicos dos países árabes que han hecho la paz con Israel- asuman el importante papel de mediadores, concluye el corresponsal de la BBC.

ISRAEL EN EL LÍBANO

Marzo de 1978: Israel invade El Líbano para detener los ataques palestinos
1982: Invasión a gran escala; Israel ocupa a Beirut; milicias cristianas -aliadas de Israel- masacran a refugiados palestinos
Mayo de 1983: Israel se repliega pero mantiene una “zona de seguridad”
Febrero de 1992: Ataque aéreo israelí mata a dirigente de Hezbolá
1996: Israel inicia operación “Uvas de la Ira”; incursiones contra Hezbolá; 100 civiles mueren durante el ataque de artillería israelí a la base de la ONU en Qana.
Mayo 2000: Israel retira las tropas de El Líbano
Enero 2004: Se acuerda un intercambio de prisioneros por cuerpos entre Hezbolá e Israel
Como señala el corresponsal de la BBC en la frontera norte de Israel, James Reynolds, se trata de una región del mundo violentamente volátil, pero desde 1973 no ha habido una guerra árabe-israelí.

Fuente: BBCMundo.com