Israel bombardea, Hezbolá desafía

La fuerza aérea de Israel dijo que bombardeó más de 40 objetivos en Líbano en las primeras horas de este viernes, mientras que la milicia de Hezbolá aseguró que su estructura de liderazgo está intacta.

Las operaciones de la aviación israelí en las últimas horas se han centrado en zonas del sur de Beirut, la capital libanesa, donde Hezbolá tiene una fuerte presencia.

Mientras, varias personas resultaron heridas en otro ataque con cohetes contra la norteña ciudad israelí de Haifa.

Según medios de prensa, al parecer la mayoría de los heridos -cuyo número no se ha confirmado- se encontraban haciendo las compras para la celebración del Sabath, el día sagrado de los judíos.

Lea otros incidentes del día

Fuentes militares israelíes informaron también que cuatro de sus soldados murieron en combates terrestres con Hezbolá en el sur de Líbano. Los combates en tierra continúan.

Tim Frank, corresponsal de la BBC en Israel, dijo que las tropas israelíes están avanzando cada más en Líbano en busca de posiciones ocultas de Hezbolá.

El ejército describe estas incursiones como “focalizadas” y dice que en ellas están involucrados menos de 1.000 efectivos.

No obstante, informes de la prensa israelí dan cuenta del movimiento de varios miles de efectivos y de la movilización de un gran número de reservistas.

Incluso el ministro israelí de Defensa, Amir Peretz, advirtió que de ser necesario se iniciará un operativo de gran escala en tierra.

Kofi Annan, secretario general de la ONU

De acuerdo con varias agencias de noticias, el ministro de Defensa libanés, Elias Murr, aseguró que el ejército de su país -que hasta ahora no ha intervenido en el conflicto- asumirá la defensa del país si Israel lanza una ofensiva por tierra.

De otra parte, en la continuación de los operativos en la Franja de Gaza, un militante palestino del gobernante movimiento Hamas murió junto al menos tres familiares tras la explosión en una vivienda.

De acuerdo con voceros palestinos, la explosión se debió al fuego de un tanque israelí.

“Resiste”

Entretanto, el líder de Hezbolá, Hassan Nasrallah, manifestó que la estructura de la organización está intacta en Líbano, y que el grupo “resiste, soporta los golpes y dará sorpresas en la próxima etapa”.

Hassan Nasrallah, líder de Hezbolá

Nasrallah dijo que los dos soldados de Israel retenidos la semana pasada no serán liberados si no tiene lugar un intercambio de prisioneros.

“Ni siquiera todo el universo -declaró- podría asegurar la devolución de los soldados israelíes salvo que se desarrollen negociaciones indirectas y un intercambio de prisioneros”.

En una entrevista emitida por la cadena televisiva Al Jazeera, el dirigente de Hezbolá negó afirmaciones de Israel sobre el éxito de sus bombardeos en Líbano.

“Todas estas declaraciones israelíes de que impactaron el 50% de nuestra infraestructura de cohetes y almacenes, están erradas y no tienen sentido”, aseveró.

El editor de la BBC para Medio Oriente, Jeremy Bowen, expresó que los comentarios de Nasrallah representan un nuevo obstáculo para una solución diplomática a la crisis regional.

Para contribuir a esa solución, el secretario general de la ONU, Kofi Annan, hizo un llamado al ceso de hostilidades y reclamó un plan de paz urgente.

Annan está reunido con la secretaria de Estado de EE.UU., Condoleezza Rice, en medio del desacuerdo entre la ONU y Washington sobre el cese el fuego.

Dan Gillerman, embajador de Israel ante la ONU

Kofi Annan condenó a Hezbolá por fomentar la actual violencia y también censuró a Israel por lo que llamó “uso excesivo de la fuerza”.

A la vez, dijo que “es imperativo establecer corredores seguros para los trabajadores humanitarios y para que la ayuda de socorro llegue a la población civil”.

En desacuerdo con el cese el fuego pedido por Anna, el embajador de EE.UU. ante la ONU, John Bolton, declaro: “Nadie ha explicado todavía cómo se conduce un alto el fuego con una organización terrorista”, en referencia a Hezbolá.

El embajador de Israel ante la ONU, Dan Gillerman, por u parte, dijo sentirse preocupado porque Annan no hizo mención de la palabra “terror”.

“Primero debe encararse el cese del terror antes de empezar a hablar del cese de hostilidades”, explicó el diplomático.

——————————————————————————–

Otros incidentes

Un cohete lanzado contra Israel alcanzó un puesto de observación de la Fuerza Interina de Naciones Unidas en Líbano próximo a Zarit, en la frontera con Israel, según informó el ejército israelí. No hubo víctimas.

Las autoridades de la ciudad libanesa de Sidón advirtieron sobre una inminente carestía de recursos. El alcalde, Abdul Rahman Bizri, manifestó que 28.000 personas han llegado allí en los últimos días escapando de los bombardeos.

Dos helicópteros israelíes Apache chocaron cerca de la frontera libanesa, con el saldo de un oficial muerto y tres heridos.

Las tropas israelíes dijeron haber encontrado en el sur de Líbano una red de depósitos subterráneos donde los milicianos islámicos almacenaban cohetes y misiles de diverso calibre.

Miles de extranjeros evacuados siguen llegando a Chipre. Unos 1.000 ciudadanos estadounidenses llegaron a esa isla, al igual que 1.200 británicos. Barcos de India, Grecia e Italia también trasladan a sus nacionales.

Filipinas y Bangladesh informaron que están buscando vías para evacuar a sus nacionales. Diplomáticos de Sri Lanka declararon que les resulta muy difícil contactar a sus ciudadanos que trabajan en Líbano, la mayoría como empleados domésticos.