Hezbolá lanza su mayor ataque

La organización radical islámica lanzó lo que se reporta como el ataque de cohetes más extenso desde que estalló el conflicto hace tres semanas. Más de 190 misiles aterrizaron en el norte de Israel, causando una muerte y dejando a docenas de personas heridas, aunque la mayoría de los cohetes impactaron zonas no pobladas. Los ataques, que lograron adentrarse más hacia el sur de Israel que en anteriores oportunidades, se produjeron cuando muchos israelíes intentaban regresar a sus hogares tras dos días de relativa calma. El hombre que perdió la vida fue alcanzado por uno de los cohetes en el pueblo norteño de Nahariya, mientras se dirigía a un refugio contra bombas a bordo de una bicicleta. También Cisjordania fue afectada por primera vez, cuando un cohete aterrizó cerca del pueblo israelí de Beit Shean, a casi 70 kilómetros de Líbano. Fortaleza de Hezbolá El corresponsal de la BBC en Líbano, Rob Norris, señala que desde que se inició el conflicto, la milicia libanesa ha disparado más de 2.000 cohetes hacia Israel. El ejercito israelí, mientras tanto, asegura que está logrando destruir gradualmente la capacidad de Hezbolá para lanzar ataques con misiles contra su territorio. Sin embargo, Hussein Haj Hassan, parlamentario libanés perteneciente al partido Hezbolá, le dijo a la BBC que los ataques de este martes desmienten justamente esta afirmación de las autoridades israelíes. “Desde el inicio de la agresión los israelíes han estado diciendo lo mismo: es decir, que están destruyendo el poder militar de Hezbolá y su capacidad de combate, y es algo que se mantienen repitiendo día tras día. Pero hoy en particular la resistencia ha lanzado un ataque de cohetes aún más violento e intensivo”, expresó. Por su parte, Guy Spiegelman, vocero del ejercito israelí, aseguró que la fortaleza de Hezbolá está siendo reducida, pero reconoce que será muy difícil poder destruir completamente al grupo militante libanés. “No podemos tomar posesión de cada uno de los lanzadores de cohetes Katyusha que tienen en su poder debido a la naturaleza misma de este armamento”. “Pero en términos de la infraestructura de la operación militar de esta organización terrorista, en lo que se refiere a los misiles de mayor alcance, a sus sistemas de comunicación, sus bases de operaciones y sus depósitos de municiones, ahí sí estamos realizando un progreso importante al poder atacar esas instalaciones y ese equipo y reducir de manera real sus capacidades de combate”, explicó Spiegelman. Normalidad, lejana Por lo pronto continúan los enfrentamientos en el sur de Líbano. Otro vocero del ejército israelí dijo que cinco soldados israelíes resultaron heridos en las acciones. Hezbolá, por su parte, asegura que destruyó un tanque israelí, algo que niegan las autoridades israelíes. Poco antes, el primer ministro israelí, Ehud Olmert, dijo que no habrá cese al fuego en Líbano sino hasta que se despliegue una fuerza internacional en el sur del país. Lea también: No habrá cese al fuego Mientras tanto, en Israel, el corresponsal de la BBC Richard Miron, señaló que muchos ven los ataques de hoy como una respuesta de Hezbolá a las incursiones del ejército israelí en Líbano. Según Miron, el pueblo de Israel está empezando a acostumbrarse a la idea de que el regreso de una vida normal puede encontrarse bastante distante. Fuente: BBCMundo.com