No hay agua

Este año 2006, la sequía afectó a más de 3 millones de personas en Kenia.

Cada año, en ceremonias públicas y en foros internacionales, en discursos y declaraciones, presidentes y primeros ministros reconocen que la situación es seria y que hay que hacer algo. Pero no hacen nada.

Las promesas más recientes se produjeron el año pasado en la cumbre del Grupo de los Ocho y poco después en la reunión de las Naciones Unidas en Montreal, pero todavía no ha pasado nada.

Hubo declaraciones políticas sobre la importancia de detener, neutralizar y revertir el cambio climático, y se dio a conocer un acuerdo sobre la necesidad de actuar con urgencia y con decisión, pero todavía no ha pasado nada.

Los jefes de Estado y de gobierno que suscribieron declaraciones y acuerdos se comprometieron también a reducir significativamente las emisiones de gases de causan el efecto invernadero, pero todavía no han hecho nada.

Agua o arena

Los desiertos crecen y las sequías se repiten o persisten en Brasil, en China, en Nigeria, en cualquier parte del mundo, y a mediados de este siglo joven estará seca la décima parte de la tierra firme del planeta.

Otras partes sufren inundaciones. Muchas de las islas del Pacífico Sur terminarán bajo el mar, que por ahora sube unos dos milímetros por año pero podría subir más y más rápidamente por los deshielos.

Y cerca del mediodía del nueve de octubre las necesidades del ser humano rebasaron la capacidad del planeta para reponer los recursos que se consumen.

Fuente: BBCMundo.com

Este año 2006, la sequía afectó a más de 3 millones de personas en Kenia.

Cada año, en ceremonias públicas y en foros internacionales, en discursos y declaraciones, presidentes y primeros ministros reconocen que la situación es seria y que hay que hacer algo. Pero no hacen nada.

Las promesas más recientes se produjeron el año pasado en la cumbre del Grupo de los Ocho y poco después en la reunión de las Naciones Unidas en Montreal, pero todavía no ha pasado nada.

Hubo declaraciones políticas sobre la importancia de detener, neutralizar y revertir el cambio climático, y se dio a conocer un acuerdo sobre la necesidad de actuar con urgencia y con decisión, pero todavía no ha pasado nada.

Los jefes de Estado y de gobierno que suscribieron declaraciones y acuerdos se comprometieron también a reducir significativamente las emisiones de gases de causan el efecto invernadero, pero todavía no han hecho nada.

Agua o arena

Los desiertos crecen y las sequías se repiten o persisten en Brasil, en China, en Nigeria, en cualquier parte del mundo, y a mediados de este siglo joven estará seca la décima parte de la tierra firme del planeta.

Otras partes sufren inundaciones. Muchas de las islas del Pacífico Sur terminarán bajo el mar, que por ahora sube unos dos milímetros por año pero podría subir más y más rápidamente por los deshielos.

Y cerca del mediodía del nueve de octubre las necesidades del ser humano rebasaron la capacidad del planeta para reponer los recursos que se consumen.

Fuente: BBCMundo.com