El espí­ritu del anticristo

En la primera carta del apóstol Juan se habla del actuar del espíritu del anticristo en el mundo, indicándo que una de sus características es que “no confiesa que Jesús procede de Dios” (1 Jn. 4:3); por otro lado, leemos en el libro de Daniel que una de las características del anticristo será su tendencia homosexual, pues “no hará caso ni del amor de las mujeres” (Dn. 11:37 RV1960)

Lo anterior explica que otra de las manifestaciones del actuar del espíritu del anticristo en el mundo son los movimientos en favor de la homosexualidad, bi-sexualidad, transexualidad, etc.; como evidencia de ello vemos que en estos días en la ONU se está promoviendo una declaración en favor de dichos movimientos; aca les dejo un estracto de la noticia, tomada de elPais.com:

La homofobia divide a la ONU: La UE quiere que 60 países apoyen el fin de las condenas por orientación sexual

La declaración para despenalizar la homosexualidad se cuece a fuego lento en las Naciones Unidas. Pero como indican fuentes diplomáticas metidas en la negociación de este controvertido texto en Nueva York, el tiempo apremia, y aunque se producen avances, encontrar una zona de consenso no es fácil.

El objetivo es tenerla lista para el próximo 18 de diciembre, un día antes del receso de la Asamblea General. La iniciativa surgió de Francia, como presidente de la Unión Europea. Pero ahora es asumida por sus 27 miembros. Además, es apoyada por otros tantos países latinoamericanos, asiáticos y africanos.

Las declaraciones de la Asamblea General no son jurídicamente vinculantes. Su valor es más bien político. Por eso, el propósito de la UE es conseguir el mayor número de países firmantes, para darle peso. “Lo ideal sería llegar a las 60 firmas” de 192 miembros, indican los negociadores europeos, que reconocen que ir más allá en este momento complicado. Con ello se superarían los 54 apoyos que consiguió una propuesta llevada por Noruega el año pasado en la que se instaba a la Comisión de Derechos Humanos a que se “otorgue la debida atención” a las discriminaciones por orientación sexual.

El texto que está sobre la mesa consta de 13 párrafos, con los que pretenden “reafirmar los derechos de estas personas, dentro de mecanismos internacionales existentes”. “Se trata de lanzar así un movimiento global contra una práctica intolerable”, según explican los relatores de la iniciativa, que reiteran que “la idea no es crear nuevos derechos, sino hacer la despenalización posible”.

El corazón de la iniciativa es su párrafo 11, y está redactado para meter bajo el mismo paraguas a gays, lesbianas, bisexuales y transexuales. Para ello se pide a los países que tomen “las medidas necesarias, administrativas y legislativas, para garantizar que la orientación sexual y la identidad de género no sean bajo ninguna circunstancia causa de sanción penal, en particular ejecución, arresto o detención”. La mención a la pena capital no es casual, ya que, según el último estudio de la Asociación Internacional de Gays y Lesbianas (ILGA, en inglés), hay ocho países en los que los actos homosexuales están castigados con la muerte: Arabia Saudí, Emiratos Árabes, Irán, Mauritania, Sudán,Yemen y algunos Estados del norte de Nigeria.

La declaración se completa con otro párrafo en el que se hace mención a la no discriminación de los países por orientación sexual o identidad de género, por considerar que violan claramente los Derechos del Hombre. En casi 90 países hay legislaciones que castigan las relaciones homosexuales, por lo que no es de presumir que den su apoyo a la propuesta.

Ahora bien, ¿Qué dice la Biblia respecto a estos temas tan álgidos?… en 1 de Corintios 6:8 al 11 leemos lo siguiente:

8 Sin embargo, vosotros hacéis injusticia y defraudáis, ¡y esto a los hermanos! 9 ¿No sabéis que los injustos no heredarán el reino de Dios? No os engañéis: que ni los fornicarios, ni los idólatras, ni los adúlteros, ni los afeminados, ni los homosexuales, 10 ni los ladrones, ni los avaros, ni los borrachos, ni los calumniadores, ni los estafadores, heredarán el reino de Dios. 11 Y esto erais algunos de vosotros, pero ya habéis sido lavados, pero ya sois santificados, pero ya habéis sido justificados en el nombre del Señor Jesucristo y en el Espíritu de nuestro Dios.

La Biblia dice que los afeminados y los homosexuales “no heredarán” el reino de Dios (también indica que los fornicarios, idólatras, adúlteros, afeminados, homosexuales, ladrones, avaros, borrachos, calumniadores y estafadores tampoco heredarán el reino de Dios), PERO luego indica “esto ERAIS algunos de vosotros, pero ya habéis sido lavados, pero ya sois santificados, pero ya habéis sido justificados en el nombre del Señor Jesucristo y en el Espíritu de nuestro Dios.”

La frase “esto ERAIS algunos de vosotros” muestra el poder transformador de Dios para cambiar a las personas -no para condenarlas-; por ello en la Iglesia de Cristo -la verdadera- hay personas que en algún momento han tenido problemas en su tendencia sexual y Dios ha actuado para liberarlos, cambiarlos, transformarlos, lavarlos y santificarlos para dejar esos problemas en el pasado.