La imposición de las tradiciones

Respecto a las tradiciones que perjudican a Guate-linda, y a otros países del mundo, les dejo una nota tomada de PrensaLibre.com.gt

El sociólogo Carlos Guzmán Bockler destacó que la tradición de la Semana Santa en los pueblos indígenas fue una imposición.

A su juicio, la participación de los indígenas dentro y fuera de los templos fue obligatoria, al extremo que durante la primera época Colonial se reprimió con brutalidad a quienes incumplieran las ordenanzas al respecto.

Con el tiempo esa vigilancia estricta perdió peso, ya que el sacerdote estaba solo y carecía de los medios coercitivos para exigir el cumplimiento de lo ordenado.

Añadió que la concurrencia a esos actos multitudinarios fue útil, en ese tiempo, para la práctica del comercio en pequeña escala y para reavivar lazos de convivencia familiar y de amistad, relegando a un segundo plano los aspectos religiosos.

“En el pasado, las personas prohibían a sus hijos que se bañaran el Viernes Santo, porque era pecado y existía la creencia de que al que desobedecía le salían escamas en el cuerpo o se volvería pescado”, declaró.
Según él, estas prácticas antihigiénicas fueron heredadas de los españoles, que en buen porcentaje no tienen la costumbre de bañarse con frecuencia.

Los latigazos que los antepasados daban a sus hijos en Sábado de Gloria se asocian a la práctica de la Inquisición, esclavitud que se impuso a la cultura Manifestó que en las ciudades ven estas fechas como una fiesta, más que un duelo.