Irán e Israel comienzan su cuenta atrás

La cuenta atrás ha comenzado a contar para Irán e Israel, y tal vez para todos. Para Irán porque el primero de julio se ponen en marcha —si no llega a un acuerdo en la ronda de negociaciones que se celebra en Moscú a mediados de este mes— unas sanciones que ahogarán su economía. Para Israel, porque si quiere llevar adelante una acción militar unilateral contra Irán deberá hacerlo en estos meses en que Estados Unidos está ocupado con su campaña electoral. Y para todos, porque “si Israel ataca Irán puede desencadenarse una guerra con repercusiones globales”, afirma Mark Fitzpatrick, director del programa de Desarme y No Proliferación del Instituto Internacional de Estudios Estratégicos (IISS, en sus siglas en inglés).

Fitzpatrick es uno de los participantes en la V Conferencia del Foro Internacional de Luxemburgo para Prevenir una Catástrofe Nuclear, que se celebra en Berlín. “Un ataque a Irán sería un error terrible”, añade para insistir en la necesidad urgente de alcanzar un acuerdo de mínimos en Moscú sobre el que se pueda ir “construyendo confianza”.

“Si no hay estabilidad en el mundo, no se pueden hacer negocios. Lo primero es la seguridad”, afirma el exministro de Exteriores ruso Ígor Ivanov al criticar a quienes excusan que no se hagan mayores esfuerzos en este terreno porque la crisis financiera que sufre el sur de Europa concentra toda la atención de los Gobiernos.

Pero Europa parece más empeñada que antes en encontrar una salida al callejón iraní. De ahí que haya querido denominar al grupo negociador E3+3 (la UE, con Francia, Reino Unido y Alemania + Rusia, China y Estados Unidos), en lugar de 5+1 (los cinco miembros del Consejo de Seguridad de la ONU más Alemania), como se le conocía.

“Transparencia”, “confianza” y “preocupación” han sido las palabras más pronunciadas por los numerosos expertos que participan en la conferencia de este think tank, que preside el multimillonario ruso Viatcheslav Kantor. No solo en referencia a Irán, sino también en cuanto a las relaciones entre Rusia y Estados Unidos y entre Rusia y Europa.

“Solo si el desarme de las potencias nucleares avanza se podrá poner fin a la proliferación”, ha declarado Rolf Nikel, comisionado de Alemania para el Control de Armamento y el Desarme. Nikel ha destacado la necesidad de incluir también en los acuerdos de desarme las armas nucleares tácticas que —más de 20 años después de la caída del muro de Berlín, que enterró la guerra fría— siguen teniendo Rusia y la OTAN almacenadas en varios países.

Tras destacar el “interés recíproco” de Rusia y la Unión Europea por estrechar la cooperación sobre la defensa de misiles, Nikel insistió en la necesidad de “evitar que el espacio se convierta en el nuevo escenario de la carrera armamentista”.

De la misma forma que se firmó el Tratado de Reducción de Armas Estratégicas, START III, entre los presidentes Barack Obama y Dmitri Médvedev, en Praga en 2010, y se ratificó con notable rapidez por los Parlamentos de los dos países, los expertos señalaron la conveniencia de avanzar en las negociaciones sobre el Tratado ABM (AntiMisiles Balísticos). Nikolay Laverov, vicepresidente de la Academia de Ciencias de Rusia, ha considerado que los desacuerdos son ahora mayores. “Rusia y Estados Unidos deben ser más constructivos y dejar a un lado la confrontación en cuanto a la defensa antimisiles”, ha subrayado.

La libertad (!) en la edad de los Nuevos Medios

El siguiente es un extracto de “La verdadera libertad en la Edad de los Nuevos Medios”, de Craig Parshall, la National Religious Broadcasters, 15 de septiembre de 2011: “Las políticas y prácticas de varias de las principales plataformas interactivas de internet de nuevos medios de comunicación, y las de proveedores de servicios fueron examinados y evaluados con el fin de determinar el riesgo de estas entidades comprendiendo el censurado punto de vista anti-cristiano. Las empresas revisadas fueron: Apple y su iTunes App Store, Facebook, MySpace, Google, Twitter y proveedores de servicios Internet (ISP) como Comcast, AT & T y Verizon. Nuestra conclusión es que las ideas cristianas y la cara de otro tipo de contenido religioso tiene un peligro claro y presente de la censura en las plataformas de comunicación basadas en la Web.

Apple ha quitado dos veces aplicaciones de contenido cristiano de su App Store de iTunes. En ambos casos, Apple admitió que a estas aplicaciones se les negó el acceso, ya que considera “ofensivos” los puntos de vista cristianos ortodoxos expresados en las aplicaciones. … De las 425,000 aplicaciones disponibles en el iPhone de Apple, los únicos censurados por Apple por expresar sus puntos de vista legales han sido apps con contenido cristiano.

El gigante motor de búsqueda Google ha cometido prácticas de censura anti-religiosa. Por razones de contenido, se negó a aceptar un anuncio pro-vida de una organización cristiana, un tema que llevó a un litigio en Inglaterra. … Además, en marzo de 2011, Google estableció nuevas directrices para su “Google para organizaciones no lucrativas”, una herramienta web especial, pero específicamente excluidas las iglesias y otros grupos religiosos, incluidas las organizaciones que tengan en cuenta la religión o las paracticas de orientación sexua.

Facebook se ha asociado con defensores de los derechos gays para frenar el contenido de su red social que consideran “anti-homosexual”, y que está participando en programas de sensibilización gay, todo lo cual sugiere que el contenido cristiano crítico de la homosexualidad, el matrimonio del mismo sexo, o las prácticas análogas a estar en riesgo de la censura.”

Fuente: wayOfLife.org