De masones a pseudo-cientí­ficos: Charles Darwin

Hace unos años con varios hermanos grabamos unos podcast que titulamos “¿Creacionismo, Evolucionismo o Diseño Inteligente?” ([1] y [2]) en donde abordamos a grandes rasgos algunas de las dificultades de la teoría de la evolución, el atino de la propuesta del Diseño Inteligente y la verdad bíblica de que Dios creó el Universo… ojo que según la Biblia la tierra no tiene 6,000 años de existencia, sino mucho, muchos más, pero ese es tema para otro podcast.

El asunto respecto a este post es que, teniendo en mente la premisa de muchos historiadores, que la historia de los últimos siglos de la humanidad no se puede explicar y comprender sin tener en cuenta a la masonería, me puse a buscar cuál fue el trasfondo de Charles Darwin y vaya la sorpresa.

El pensamiento de Charles Darwin fue formado por su abuelo Erasmus Darwin quien fue naturalista, masón y fue el primero en formular la “evolución”. Fue maestro de la logia Canongate Kilwining No. 2 de Edinburgo.

Erasmus crió a Robert Darwin, el padre de Charles, con su pensamiento y lo involucró en las logias masónicas. Razón por la cual Charles Darwin recibió la herencia masónica de su padre y su abuelo.

La teoría formulada por los masones y lanzada por Darwin sería el regalo más espléndido para el Nuevo Orden Secular, pues cerraría la mayor brecha de la falta de explicaciones no religiosas para la existencia de todo ser viviente.

Pueden leer al respecto en [1], [2], [3 página 38] y [4]