QUEMAN UNA IGLESIA EVANGÉLICA EN MÉXICO

La Iglesia Apostólica en la fe en Cristo Jesús del pueblo de Santa Fe de la Laguna, Mpio Quiroga, Michoacán, fue completamente destruida el pasado 10 de mayo.

Una multitud dirigida por Félix Pérez Gaspar y Aristeo Huacuz, interrumpieron el culto dominical, agrediendo física y verbalmente al pastor Ángel Gutiérrez.

A pesar de la petición de calma de los fieles evangélicos, incendiaron el local de culto (una choza) que utilizaban desde hace varios años para los servicios religiosos, y luego con un tractor y mazas destruyeron los cimientos y las paredes del nuevo templo que estaba en construcción.

Aunque no hubo heridos, la violencia fue enorme y originó el llanto asustado de mujeres y niños.

Por si no fuera poco lo ocurrido, las autoridades de la comunidad amenazan con destruir el otro templo evangélico de la comunidad, sin base legal alguna y violando toda idea de libertad religiosa.

DENUNCIA DE LA COC

La Cordinación de Organizaciones Cristianas denuncia que aunque en México existen leyes que en teoría garantizan la Libertad Religiosa (Libertad de Creencia), las evidencias en Michoacán, Chiapas y otros 14 Estados del País no lo reflejan. La Libertad de creencia no es una prioridad para las autoridades de los diversos niveles de Gobierno, y frecuentemente los creyentes e iglesias evangélicos son agredidos.

Los cristianos evangélicos no responden como otros grupos sociales con los que el Gobierno ha batallado con cierres de carreteras, de edificios públicos, y quema de vehículos, lo que por una parte es un testimonio público de su carácter, pero por otro sólo hace que el Gobierno utilice esta buena actitud para despreocuparse de defender sus derechos y de defender la justicia y la Ley.

Fuente: http://protestantedigital.com/internacional/36218/Queman_una_iglesia_evangelica_en_Mexico