Los evangélicos dominicanos marchan por la abolición del Concordato con el Vaticano

Con ejemplares de la Biblia en las manos y entonando cánticos religiosos, decenas de evangélicos marcharon frente a la sede de la Suprema Corte de Justicia, reclamando el fin del concordato vigente entre la Iglesia Católica y el Estado dominicano desde hace más de 50 años.

El presidente de la Coordinadora Nacional de Iglesias Evangélicas, Domingo Paulino Moya dijo que lo que buscan es igualdad entre las diferentes manifestaciones religiosas.

Diferentes organizaciones cristianas presentaron una acción de inconstitucionalidad de la Ley del Concordato ante la Suprema Corte de Justicia, argumentando que viola la Carta Política del país y es “ilegal”.

El concordato fue firmado con el fin de garantizar recursos para la Iglesia Católica y reconocerla como la religión oficial del país.

Los evangélicos protestaron por el trato discriminatorio contra iglesias no católicas, como las pentecostales que no cuentan con apoyo del Estado, mientras la Iglesia Católica sí lo tiene.

El pastor Moya dijo que desde la firma del concordato, el Estado ha invertido en la construcción de lujosos templos, donaciones de dinero y apoyo para las obras sociales católicas.

Esta marcha de protesta es el primer paso de una serie de medidas que tomarán los cristianos evangélicos dominicanos para demandar la abolición del concordato y repudiar las pretensiones de permitir el matrimonio entre personas del mismo sexo, indicó el portavoz evangélico.

La Suprema Corte deberá pronunciarse en los plazos legales, pero antes habrá de considerar que se trata de un tema sensible, porque el acuerdo es defendido por la influyente Iglesia Católica dominicana.

Fuente: ACPress.net