Condenan a cura por genocidio en Ruanda

Seromba es el primero cura juzgado por el Tribunal Penal Internacional para Ruanda. Seromba ha negado los cargos.

El sacerdote católico Athanase Seromba fue condenado a 15 años de prisión por el Tribunal Penal Internacional para Ruanda (TPIR) debido a su participación en el genocidio que tuvo lugar en el país africano en los años noventa.

El Tribunal organizado por Naciones Unidas y que tiene como sede la ciudad de Arusha, en Tanzania, concluyó que Seromba ordenó la destrucción de su propia iglesia en donde cerca de 2,000 personas de la etnia tutsi estaban refugiadas.

Los fiscales afirman que Seromba ordenó que la iglesia ubicada en Nyange -oeste de Ruanda- fuera demolida por máquinas excavadoras y los sobrevivientes ultimados con machetes y armas.

Se estima que cerca de 800,000 mil tutsis y hutus moderados murieron en el año de 1994 durante el genocidio.

El Tribunal ha juzgado a 31 personas desde que fue instaurado hace 12 años. Otros han enfrentado cargos en tribunales locales.

Fuente: BBCMundo.com