Fundamentalistas budistas atacan una iglesia pentecostal

En un ambiente de cada vez mayor impunidad, y mientras Sri Lanka va cayendo en una guerra civil, militantes budistas han continuado su campaña contra el cristianismo, atacando iglesias y amenazando a escuelas cristianas.

Los cristianos en Sri Lanka están pidiendo ayuda de la comunidad internacional después de un rápido y marcado deterioro del orden y los derechos más básicos en las últimas semanas.

Esta petición de ayuda ha sido mayor después de un ataque el pasado 8 de noviembre 8 por parte de las fuerzas armadas de Sri Lanka contra los refugiados albergados en una escuela protestante en Kathiraveli, un pueblo en la costa del distrito oriental de Batticaloa.

A esto se añade que las escuelas protestantes y otras, dentro y alrededor de Colombo han recibido cartas exigiéndoles que suspendan todas sus actividades y programas de fin de año.

No es una fanfarronería: una muchedumbre de aproximadamente 50 personas encabezada por cuatro monjes budistas llegaron gasta una iglesia de las Asambleas de Dios en Yakkala, Gampaha, y obligaron al pastor a que cerrase el culto que se llevaba a cabo, amenazándole si se atrevía a realizar una nueva actividad religiosa en el futuro.

Fuente: Compass Direct, ACPress.net