Moloc y la destrucción de la niñez

Desde el Antiguo Testamento ha existido el dios Moloc encargado de atacar y destruir a la niñez; sus cultos se caracterizaban porque requería de sacrificios de niños.

La figura de Moloc era de bronce y tenía la forma un ser humano con los brazos abiertos y cabeza de becerro, en el vientre vacío se encendía el fuego y se lanzaban a los niños vivos. Su culto se caracterizaba por el fuerte ruido que no debía dejar escuchar los llantos y los lamentos de los niños que eran lanzados al fuego.

Desde hace algunos meses han salido a luz las noticias de las perversidades sexuales que algunos padres de familia han cometido en contra de sus hijos, especríficamente contra las ‘hijas’. Por ejemplo, en el mes de marzo se supo del caso ocurrido en Austria en donde un sujeto, Josef Fritzl, mantuvo cautiva por 24 años a su propia hija en el sótano de su casa, con la que tuvo 7 hijos. Luego en el mes de mayo, en Argentina otro tipo, Eleuterio Soria, (tamnbién) mantuvo prisionera a su hija durante 11 años, y tuvo con ella 2 hijos. Reciéntemente también en España, un tipo llamado Carlos Huertas Grimaldi, fue condenado por haber violando a su hija un mínimo de 20 veces durante dos años cuando tenía entre 14 y 16 años. Por otro lado, hoy leo la noticia de que en España detuvieron a los padres de una niña de 11 meses, que al estar hospitalizada dio positivo en unos análisis de cocaína.

Definitivamente que estos solamente son unos pocos ejemplos (o noticias), de lo que diariamente ocurre en el mundo, y son muestras de la perdición y degeneración de la sociedad actual.