Fin del mundo, profecí­as mayas y extrañas teologí­as

Me parece que la mayoría estamos enterados de que hace algunos días se estrenó la película titulada “2012” relacionada con “el fin del mundo” y me ha parecido necesario escribir algunas líneas respecto a este tema pues no es la primera vez, ni será la última, que Hollywood “adoctrina” al mundo respecto a los eventos futuros con marcados -y extraños- trasfondos teológicos.

La película se basa en el calendario y profecías mayas (!) que auguran la alineación de los planetas y otros eventos que provocarán catástrofes naturales que culminarán con el mundo en el año 2012. [0]

Por eso no es de extrañar que en los medios de comunicación, ahora, hayan expertos en las profecías mayas y pronosticadores del futuro.

Al día de hoy, por lo menos, existen dos grandes sectas que se basan en teologías fatalistas relacionadas con fin del mundo para hacer uso del miedo y así atraer a nuevos adeptos: Adventistas del Séptimo Día y los Testigos de Jehová. Como sabrán éstos dos grupos religiosos son parecidos en muchos aspectos pues tienen el mismo origen teológico doctrinal que se remonta al masón William Miller. [1]

William Miller en varias veces “vaticinó” el regreso de Jesucristo, anunciados por diversos eventos catastróficos, basándose en extraños cálculos.

En la línea teológica de William Miller sigue Elena G. de White, fundadora de la Iglesia Adventista del Séptimo Día [2], quien adoptó la doctrina millerista de William Miller, caracterizada siempre por el fatalismo. Elena G. de Whita fue esposa del masón James White. [3]

Luego, también en la misma línea teológica millerista -fatalista-, aparece el masón Charles Taze Rusell quien originó la secta de los Testigos de Jehová. [4]

Ahora bien, cuando vamos a la Biblia para saber el tiempo en que ocurrirán los acontecimientos que marcarán el fin del mundo vemos un realidad distinta, pues el primer gran evento que debe ocurrir es el regreso de nuestro amado Jesús para llevarse a la amada, la Novia.

Posterior al arrebatamiento -o rapto- habrá un período de siete años, conocidos como la tribulación y gran tribulación, en los que habrá sufrimiento, gran persecución y catástrofes pero aún no será el fin del mundo. Después de ese tiempo habrá un periodo de 1000 años de paz en el que el Señor Jesús reinará sobre la tierra.

Luego después de esos 1000 años si habrán eventos catastróficos a nivel mundial que sí conducirán al fin del planeta tierra, pues la Biblia indica que finalmente la tierra arderá con fuego y será destruida. [5]

Pero nosotros -queridos lectores- los hijos de Dios, tal como dijo Pedro, esperamos cielos nuevos y tierra nueva, en los cuales mora la justicia. [6], y no nos preparamos para el fin del mundo, sino para el maravilloso encuentro con nuestros Señor Jesucristo y así estar para siempre con Él.

[0] http://www.scribd.com/doc/3854976/MAYA-Galactic-Alignment-in-2012

http://www.scribd.com/doc/6638829/Misterios-Mayas páginas 81-100

[1] http://es.wikipedia.org/wiki/William_Miller_(predicador)

[2] http://es.wikipedia.org/wiki/Elena_G._de_White

[3] Los Masones, por Cesar Vidal

[4] http://es.wikipedia.org/wiki/Charles_Taze_Russell

[5] 2 Pedro 3:10 Pero el día del Señor vendrá como ladrón en la noche; en el cual los cielos pasarán con grande estruendo, y los elementos ardiendo serán deshechos, y la tierra y las obras que en ella hay serán quemadas. […] 12 esperando y apresurándoos para la venida del día de Dios, en el cual los cielos, encendiéndose, serán deshechos, y los elementos, siendo quemados, se fundirán!

[6] 2 Pedro 3:13