La Nueva Era y los movimientos ecologistas

Hoy en día en muchos colegios y universidades hay una nueva conscientización de la res­­­­­ponsibilidad nuestra en cuidar la tierra. Aunque reconocemos que muchos países latinos no tienen leyes muy estrictas en cuanto al medio ambiente, sin embargo se puede ver en varias escuelas los resultados de campañas pro-ecológicas.

Para muchos es difícil captar exactamente lo que es el movimiento de la Nueva Era porque no es meramente una religión con un credo fijo. Ni tampoco podemos ir a una sede en cierto lugar para examinarlo mejor. Esto es porque el Movimiento Nueva Era es una cosmovisión, una manera de mirar al mundo. Con esta perspectiva, uno puede aplicarla al mundo de los negocios, a la educación, a la religión, etc.

Los elementos básicos del movimiento de la Nueva Era son:

– Ocultismo.  Una definición simple del ocultismo es “la manipulación de lo que no vemos”. Otros dicen que tiene que ver con comunicación o contacto con lo que no vemos, o sea lo sobrenatural, pero tal comunicación normalmente tiene manipulación como su meta final.

– Religión Oriental.  Es mayormente de la influencia del hinduismo y del budismo. La aceptación de la religión oriental en el occidente se nota en cosas como la acupuntura, las artes marciales, creencias sobre la reencarnación, el karma, etc.

– Evolución.  Aunque esto incluye la creencia de la evolución clásica enseñada en muchas instituciones educativas, es más una evolución del espíritu o alma.  Se dice que dentro de cada uno hay una chispa de divinidad; hay que descubrirla y desarrollarla hasta llegar a una iluminación personal y conscientizar la divinidad personal.

Una nueva erista ecológica muchas veces es motivada por su creencia en el monismo. La manera más facil de recordar lo que significa monismo es simplemente la palabra “uno”. El monismo dice que hay unidad entre todo lo que existe, o sea, todo lo que vemos y lo que no vemos es uno. Ejemplos del monismo son: “La Fuerza”, popularizada por la película “Guerra de las Galaxias”; el concepto de “ki” o “chi”; y, también el “yin yang”. Dicen que hay una energía que une todo el universo porque fluye por todo.  Por eso algunos van a hablar de “mi hermano el árbol”, o van a proclamar “yo no soy mejor que esta ballena”. Varias personas dentro de los movimientos ecológicos o por los derechos de los animales, piensan: “Yo soy responsable por tales cosas porque soy uno con ellos”.

El monismo implica que no hay diferencia entre el Creador y la creación. Si todo es unido, esto tiene que incluir a Dios y el universo. También iguala a todo dentro de la creación.

Otra dirección en la que van varios del movimiento de la Nueva Era en cuanto al ambientalismo es personificar nuestro planeta, apellidándolo “la Madre Tierra”. Claro, este fenómeno de asociar la tierra con una diosa no es nada nuevo. La predisposición que resulta de una creencia en la Madre Tierra crea un ambiente donde la rama ambientalista del movimiento de la Nueva Era. Examinemos dos áreas más donde la ecología del movimiento de la Nueva Era puede entrar fácilmente, la medicina y la comida.

Muy similar es con la comida “natural” o vegetariana. Existen los que creen que científicamente el vegetarianismo es mejor para la salud. Sin embargo, hay otras personas, mayormente por una influencia sutil del hinduismo, que creen que no debemos comer carne porque el animal es del mismo valor que nosotros.

En resumen, es bueno darnos cuenta que el Movimiento Nueva Era tiene su rama ecológica  y que su influencia se ve en varias áreas de la vida. Reconociendo esto, hay principios para guiarnos como cristianos.

Fuente: Discernir.net