Fidelidad al Cordero

Queridos hermanos

Sabemos, por las Escrituras, que estamos viviendo en la recta final de los tiempos; por ello no es tiempo de dormir, sino de velar con la emotiva expectativa del regreso de nuestro amado Jesucristo.

El siguiente video es muy bueno: