Los ataques contra niños en China, las sectas religiosas y las profecías mayas

Un hombre fue detenido el viernes tras herir con un cuchillo a 23 niños en un colegio de la provincia de Henan (centro) donde irrumpió, según las autoridades, “profundamente afectado a nivel psicológico” por los rumores sobre el fin del mundo.

El incidente ocurrió en el pueblo de Chenpeng, en el condado de Guangshan, cuando el asaltante, identificado como Min Yongjun, se introdujo a primera hora de la mañana en el domicilio de una anciana a la que golpeó y agredió con un cuchillo que robó de la propia casa, informa la agencia de noticias china Xinhua.

Después, Min se dirigió a un colegio de primaria cercano y atacó a los niños, a los que practicó cortes en la cabeza, manos y orejas antes de ser reducido por los profesores del centro. El agresor se encuentra detenido por el delito de amenaza a la seguridad pública. La vida de ninguno de los niños corre peligro, según ha informado el responsable de Sanidad del condado de Guangshan, Rao Mingsheng.

Xinhua también ha informado de la detención de un total de 93 ciudadanos chinos, la mayoría miembros de una secta cristiana, por difundir rumores sobre el fin del mundo. Los arrestos se han producido en siete provincias distintas, aunque destacan los 37 arrestados en la provincia de Qinghai, todos ellos pertenecientes a la creencia conocida como Iluminación Oriental, una escisión del Cristianismo en China oficialmente prohibida por Pekín.

Según la oficina de seguridad de Xining, capital de Qinghai, los miembros de Iluminación Oriental han asumido la profecía maya que anuncia el fin del mundo para el 21 de diciembre y creen que para ese día el sol no lucirá y no habrá electricidad durante tres días.

Durante las detenciones también se han incautado numerosas pancartas, discos, libros e imprentas utilizadas para difundir esta teoría apocalíptica.

En la vecina Región Autónoma de Mongolia Interior han sido detenidos otros cuatro miembros de Iluminación Oriental por estafar a ancianos de la remota región montañosa de Arxan a los que decían que solo adhiriéndose a su grupo podrían sobrevivir al Juicio Final.

También se han realizado detenciones en las ciudades de Jinjiang y Chongqing y en las provincias de Sichuan, Shaanxi y Hubei, la mayoría por repartir panfletos sobre el fin del mundo, han informado los respectivos departamentos de seguridad.

Iluminación Oriental es un grupo surgido en 1990 en la provincia de Henan (centro) que exige a sus miembros la entrega de todas sus propiedades, que pasan a ser administradas por la organización.

Fuente: europaPress.es