Los nuevos usos de internet son un desafío para los padres de familia

De los jóvenes de 12 a 17 años de edad, el 78% usan teléfonos celulares y casi la mitad de esos aparatos tienen acceso a internet, una cifra que tiende a crecer y que está cambiando la manera en que los jóvenes se conectan a la red mundial. Una encuesta del Pew Internet & American Life Project determinó que uno de cada cuatro menores tienen acceso al internet mayormente por teléfono celular, una proporción que asciende a casi la mitad cuando se trata de propietarios de teléfonos multiusos. “Cuando se me olvida el teléfono en casa, me siento desnudo”, dice Michael Weller, un estudiante de la escuela secundaria New Trier, en Chicago. “Realmente, necesito sentirme conectado todo el tiempo”, asegura. Según el estudio, niñas adolescentes de 14 a 17 años son las que más usan su teléfono celular para conectarse a internet. Aunque los jóvenes de menos recursos económicos siguen siendo los menos propensos a utilizar la red, los que contaban con teléfonos usaban esa herramienta para conectarse. Actualmente ya existen teléfonos celulares que les permiten a los padres bloquear ciertos contenidos. Las compañías telefónicas ofrecen servicios con los que estos pueden ver la lista de textos que envían sus hijos. Hay varias aplicaciones que les dan a los padres el control de los contenidos que ofrece un navegador de internet, aunque muchos expertos coinciden en que esas aplicaciones a veces pueden fallar. A pesar de todas esas herramientas, muchos expertos consideran que el monitoreo de los padres no es suficiente. Algunos son más estrictos, otros menos. “Hay como dos extremos: por un lado los que monitorean todo y bloquean una enorme cantidad de cosas, y los que se rinden y dicen esto me cuesta demasiado trabajo”, afirmó Mary Madden, una investigadora del Centro Pew que fue coautora del estudio. Añadió que muchos padres se niegan a quitarles los teléfonos a sus hijos porque quieren que los niños se mantengan en contacto con ellos. “Los adultos todavía están tratando de ajustarse a las nuevas reglas para sí mismos y para sus hijos”, indicó Madden.