El crecimiento evangélico es ya un fenómeno social en Argentina

24 de abril de 2006.  Un artículo publicado en el conocido diario Clarín aseguró que el intensivo aumento de sedes y fieles evangélicos, ” es, sin duda, el fenómeno religioso más resonante de la Argentina”.

La publicación indicó que en los últimos 15 años se produjo un vertiginoso crecimiento de la diversidad religiosa en el país, con la aparición de unos 700 cultos nuevos, en su mayoría evangélicos, pero también de las confesiones hinduistas, budistas, islámicas y algunos movimientos del judaísmo ortodoxo.

El Registro de Cultos de la Nación tiene 2.650 entidades religiosas evangélicas inscritas, que representan un total de 4 millones de fieles. Esta cifra, indicó el artículo, cobra más importancia si se tiene en cuenta que cada evangélico es un miembro activo en su iglesia.

“Si bien somos la primera minoría religiosa, nuestro perfil de creyentes practicantes nos convierte en la mayoría religiosa del país”, sostiene el pastor Rodolfo Couto, presidente de la Federación Argentina de Iglesias Evangélicas (FAIE). Esta tesis es compartida por el sociólogo Fortunato Mallimacci, que afirma que uno de cada de 10 argentinos es evangélico, y que “la ligazón entre creer y participar es mayor entre los evangélicos que entre los católicos”.

Otro estudioso del tema citado, Alejandro Frigerio, precisa que los evangélicos no se ocupan sólo del más allá, sino “ponen la religión al servicio de lo cotidiano, algo que la gente aprecia en tiempos de crisis”.

A estos grupos, en especial los pentecostales, se les reconoce que han crecido a fuerza del compromiso social diario y persistente, en su trabajo en las cárceles, con los adictos, su asistencia ante problemas laborales o económicos y su cercanía con la gente.

Fuente: ALC. Redacción: ACPress.net