Digitalizan todas las traducciones medievales de la Biblia en castellano para crear un nuevo sitio web

9 de junio de 2006.  Un equipo internacional de científicos, dirigido por el profesor de la Universidad de las Islas Baleares Andrés Enrique Arias, digitaliza todas las traducciones medievales de la Biblia al español temprano que se conocen, a fin de ponerlas al alcance de todos los interesados a través de un nuevo portal de Internet. Este sitio web, que se comenzará a crear después del verano, permitirá consultar, desde cualquier lugar del mundo, las transcripciones y fotos de los hasta doce originales que se han logrado compilar.

(EFE) De esta manera no será necesario desplazarse a los espacios que albergan estos volúmenes, la mayoría depositados en la biblioteca del monasterio de El Escorial de Madrid. Fuentes de la UIB afirmaron que la nueva herramienta puede interesar tanto a los estudiosos, entre ellos filólogos, traductores interesados en religión, historiadores y especialistas en arte.

Las fuentes recalcaron que el proyecto, en el que también participan las universidades norteamericanas de Brigham y Saint Louis, tiene sin embargo como objetivo principal conocer la evolución de la lengua española, a través de los textos bíblicos traducidos del latín o el hebreo al entonces incipiente español. En este sentido, el programa informático posibilitará hacer búsquedas sencillas, por grupos de letras, una palabra a o una frase, y otras condicionadas mediante operadores lógicos.

En una fase posterior será posible marcar los textos para incluir información respecto a hebraismos y latinismos, topónimos, antropónimos y etiquetado con la categoría gramatical a la que pertenece cada palabra”. El experto de la UIB afirma que, pese a las reiteradas prohibiciones de la Iglesia para traducir la Biblia a las lenguas vulgares, una docena aproximada, completas o fragmentarias, ha sobrevivido a los avatares de la historia.

La tradición de traducir la Biblia en España se remonta posiblemente a finales del siglo XII, cuando se habrían traducido las partes bíblicas de la “Fazienda de Ultramar” o la versión de los “Salmos” que ha sido descubierta recientemente, si bien otro momento clave se encuentra en el reinado de Alfonso X (1252-1284), que restauró la escuela de traductores y contribuyó al desarrollo de la lengua castellana “culta”. Otra fase importante se produce a comienzos del siglo XV, cuando en la Península Ibérica retorna brevemente la política de protección de los judíos.

A pesar del interés en estos textos, aún se está lejos “de llegar a una situación satisfactoria, tanto desde el punto de vista editorial como filológico”, lamenta Andrés Enrique Arias, que afirma que “todavía hay textos clave que permanecen inéditos o están a la espera de recibir una edición adecuada”. En el proyecto también participa otro profesor del departamento de Filología Española, Moderna y Latina de la UIB, Antonio Bernat.

Fuente: LibertadDigital.com