El gobierno de Vietnam toma medidas estrictas contra el aumento de protestantes

Se ha observado que los dirigentes comunistas de Vietnam han suavizado algunos de los controles sobre la religión en los últimos tiempos. Esta relajación, sin embargo, no se ha extendido a todos los grupos, ya que el gobierno sigue alarmado con el aumento de las iglesias protestantes o evangélicas en el país, y ha tomado medidas estrictas para prevenir este crecimiento.

Las autoridades comunistas ven la religión como una fuerza a fomentar más por el bien del país que por su propio valor intrínseco. Por esta razón, una resolución aprobada en el 2003 sobre «asuntos religiosos», establece que el estado mantiene la responsabilidad de gobernar la sociedad, incluyendo las organizaciones religiosas y las actividades religiosas.

A pesar de estos límites, el año pasado el gobierno de Estados Unidos sacó a Vietnam de la lista de países que violan gravemente la libertad religiosa poco después de la visita del presidente George Bush a Vietnam. El país fue puesto en ella en el 2004.

Este cambio recibió críticas desde el mismo gobierno de Estados Unidos. La Comisión de Estados Unidos para la Libertad Religiosa Internacional (USCIRF), una agencia federal independiente, expresó su profunda decepción, ya que afirma que continúan en Vietnam las violaciones como la renuncia forzada a la fe y nuevos arrestos y detenciones de líderes, y añadía, que hay evidencias que indican que los presos por motivos religiosos siguen confinados.

Brad Adams, director para Asia de Human Rights Watch, afirmaba en una nota de prensa que el gobierno vietnamita sigue forzando a los habitantes cristianos de las montañas a firmar compromisos de renuncia a su religión, a pesar de la aprobación de la nueva legislación del 2005 que prohíbe estas prácticas.

Fuente: ACPress.net