La quinta parte de la población de Latinoamérica es de fe evangélica

Después de una triste y molesta noticia de las persecuciones que sufren nuestros hermanos en México, les dejamos una buena noticia, que habla acerca del crecimiento del Evangelio en Latinoamérica.

Incluso algunas investigaciones de la iglesia pagana muestran datos respecto del crecimiento del Evangelio en Américalatina durante 1960 a a1995 -indican-, lo que claramente les ha provodado preocupación. Cabe indicar que ellos llaman “secta” al Evangelio, cuando es todo lo contrario:

Denominación – Porcentaje de credimiento
1) Iglesia de Dios en Cristo + 1299.0
2) Asambleas pentecostales + 1011.1
3) Iglesia evangélica libre + 632.3
4) Alianza misionera cristiana + 429.8
5) Asambleas de Dios + 346.4

Como nota adicional, acá en Guate-linda, existen por lo menos dos resultados estadísticos acerca del crecimiento del evangelio; por un lado, hay quienes dicen que casi (o más) del 60% de la población total es de fe evangélica, por otro lado, hay quienes dicen cerca (o más) del 40% de la población es de fe evangélica; pero de cualquier forma, Guate-linda, es el país que tiene más población evangélica en proporción a su población.

La siguiente noticia fue tomada de ACPress.net, más información en bbc.co.uk:

En 1928 José Carlos Mariátegui escribió que el ciclo de crecimiento del protestantismo en Latinoamérica estaba agotado, porque la fe protestante “no consigue penetrar en América Latina por obra de su poder espiritual, sino de sus servicios sociales”. Se equivocaba. Un 20% de la población de Latinoamérica pertenece a la fe evangélica.

En poco menos de dos siglos el protestantismo latinoamericano ha aglutinado a millones de integrantes. Ha pasado de una creencia advenediza y vista como extranjerizante a convertirse en una expresión bien consolidada, autóctona y específica, de las múltiples formas del ser latinoamericano ahora que la presencia de la fe evangélica en Latinoamérica está cerca de cumplir dos centurias en nuestras tierras.

Aunque es necesario hacer una precisión acerca de la modalidad protestante que fue desarrollándose en este continente. La mayoría de los evangélicos en América Latina pertenecen a una corriente dentro de las grandes confesiones protestantes, que está asociada con la tradición de las ‘iglesias libres’. Las iglesias libres son comunidades autónomas e independientes del Estado, es decir, no son grupos de iglesias establecidas.

UN POCO DE HISTORIA PROTESTANTE EN LATINOAMÉRICA
La mayoría de las instituciones eclesiásticas evangélicas provinieron de Europa, se organizaron o emergieron en gran parte (pero no exclusivamente) Estados Unidos, y llegaron a América Latina a través de la obra misionera.

Es en la segunda mitad del siglo XIX cuando se consolidan pequeños núcleos evangélicos en distintos países de América Latina. Se reproducen con muchas dificultades; sin embargo, conforman, sobre todo en las capitales de las naciones más grandes, agrupaciones que transmiten un fuerte sentido de identidad minoritaria en un contexto que les negaba participación alguna en la construcción de la sociedad.

El crecimiento ha sido imparable. En 1900 existían cerca de 50 mil protestantes en toda Latinoamérica; un millón en 1930, 5 millones 20 años después, 10 millones en 1960, 20 millones en 1970, 50 millones una década más tarde. Se calculaba que en el año 2000 los evangélicos rondaban los 100 millones.

Hoy, cerca de finalizar la primera década del siglo XXI, Latinoamérica y el Caribe se aproximan a los 600 millones de pobladores, 20 por ciento de los cuales serían evangélicos.